Sueña

Algunos hombres ven las cosas como son y preguntan: ¿Por qué? Yo, en cambio, veo cosas que todavía no son y pregunto: ¿Por qué no? (Robert F. Kennedy).

Sueña cuando estés dormido. También cuando estés despierto. Sueña que ese sueño que se repite puede hacerse realidad. Es cuestión de creer que lo mereces. Y perseguirlo. Sueña que el tiempo se para durante unos segundos. Los suficientes como para detenerte tú también, mirar hacia atrás y descubrir cuánto camino llevas ya recorrido. Tu impaciencia te había impedido disfrutar de cada paso. Sueña con lo que está por venir. Con lo que, a partir de ahora, sí te deleitarás.

camino recorrido
Fotografía: Jeremy Bishop.

Sueña con recorrer el mundo. Con que a la ida las maletas estarán llenas de ropa y a la vuelta repletas de aprendizaje, experiencia y recuerdos de personas. Sueña con que, al regresar, te recibirán muchas sonrisas. Quizás las cosas hayan cambiado. Quizás tú no seas la misma. Pero tu sitio seguirá ahí, justo en el lugar donde lo dejaste al marchar, intacto. Y más tarde o más temprano serás feliz volviéndolo a ocupar.

reencuentro amigas
Fotografía: Levi Guzman.

Sueña con que llegará el día en que te mires al espejo y te quieras. Por dentro y por fuera. Con tus defectos y con tus virtudes. Sueña con que te perdonarás por ser tan exigente. Siempre contigo. A veces, con lo demás. Y te permitirás cometer errores o no estar a la altura de las circunstancias. En realidad, siempre lo estás, aunque en este momento no seas capaz de aceptarlo.

mirarte al espejo
Fotografía: Bekah Russom.

Sueña con que, cumplidos todos estos sueños, soñarás otros. Habrá quien te critique, te llame fantasioso e incluso se ría porque lo intentes. Sueña que tienes valentía para hacer oídos sordos. Si no fuera suficiente, esto no hace falta que lo sueñes… Siempre habrá una persona a tu lado que te aliente con tres palabras que devuelven la ilusión al más desmotivado: ¡Creo en ti!

creo en ti
Fotografía: Timm Fleissgarten.
Laura M. Jiménez

Deja un comentario