Mis volteretas

Todo empezó cuando tenía 10 años y le dije a mi madre: “Quiero ser periodista”. Su respuesta: “Me encantaría poder grabarte en este momento y enseñarte el vídeo cuando tengas 18; a ver qué quieres ser entonces”. No la culpo… Antes, había querido ser agente del FBI o vigilante de la playa (que no socorrista), fruto de mi afición a determinadas series de televisión.

Luego vinieron los programas de radio con mi hermana Noelia grabados en casetes. Y el escribir. Me resultaba más sencillo escribir lo que sentía que decir lo que escribía. Hoy continúa siendo así. ¡Y mira que hablo por los codos! Lo que sí ha cambiado es mi vergüenza. Cuando era pequeña, apenas escribía solo para mí. Hoy, aunque sigo teniendo bastante sentido del ridículo, muestro abiertamente aquello que escribo. En este mi blog, llamado Mis volteretas. Un año antes nació Si es contigo, un blog de bodas cuyos posts han acabado integrados en este.

¿Por qué un blog? Porque si me lee, aunque sea, una única persona (sin contar a mi marido, mi madre y mis hermanas), habrá merecido la pena compartirlo. Y si ya puedo inspirar a alguien, sentiría esa felicidad de la que os hablo aquí.

¿Por qué Mis volteretas? Por la diversidad de temas que podrás encontrar (lifestyle, reflexiones y viajes). Pero, sobre todo, porque lo que plasmo en cada post es consecuencia de las vueltas que le doy a la cabeza a las cosas.

Puedes saber un poco más sobre mí en posts como ‘Cosas en las que creo’ o ‘Cosas que no’. O en mis redes sociales, sobre todo en Instagram. Pero yo también quiero saber de ti, así que, escríbeme por el medio que te dé la gana (comentarios en posts, contacto del blog, redes sociales…).

¡Bienvenid@! Espero encontrarte por aquí a menudo. 😉

Laura M. Jiménez