Mi balance de fin de año

persigue tus sueños

Estamos viviendo los últimos días de 2017, cuando es habitual hacer un balance de fin de año. Así que ahí va el mío.

En estos 353 días…

He dejado cosas por decir que quizás nunca diga y he dicho muchas más que tendría que haber callado. He sido capaz de reconocer mis virtudes sin sentirme arrogante y mis defectos sin odiarme. He sentido desilusión al darme cuenta de que algunas relaciones no volverán a ser lo que eran. Y más orgullo aún al comprobar que hay otras que parecen irrompibles. He tenido el valor para dejar un trabajo con garantías para los dos próximos años por otro en el que tengo algo más de inseguridad. Pero en el que soy feliz. He perseguido aquello que deseo sin importarme lo que digan o piensen los demás. Porque aquellos que realmente me quieren solo tienen palabras de aliento.

mi balance de año
Fotografía: Foturistas.

En estos 353 días, además, he tenido…

26 ocasiones en las que he derramado alguna que otra lágrima. Aunque las ha habido de alegría. Y las carcajadas se han multiplicado por diez. Cinco madrugadas de insomnio pensando en algo o alguien que no lo merecía. Cinco bautizos, dos comuniones y tres bodas. Una de ellas a la que no pude asistir para acabar viviendo, en su lugar, una experiencia agridulce. Otra de ellas, la nuestra. ❤️ Seis meses de preparativos. Un viaje de novios. Incontables abrazos, besos, “lo siento” y “te quiero”. Aun así, menos de los que debían haber sido y no demasiado repartidos. Solo un concierto y una visita al cine. Habrá que incluir el aumento de la frecuencia entre los deseos y propósitos para 2018. Tres noches de hospital a su lado. Un cambio de look. De los radicales. Casi 2.000 visitas al blog en sus tres meses y medio de vida. ¡Muchísimas gracias por el cariño! 

Como podéis comprobar, en mi balance de fin de año las experiencias positivas superan con creces a las negativas. Y no es que estas hayan sido inexistentes. Es que prefiero destacar el aprendizaje que dejan por encima del dolor.

Que tengáis un bonito final de año y un todavía mejor comienzo de 2018.

Laura M. Jiménez

Deja un comentario