Cosas que no

Hace unas semanas escribí un post titulado ‘Cosas en las que creo’. Y creo que su contenido es más que obvio. Así que hoy es el turno de las cosas que no me gustan. Cosas con las que no puedo. Cosas que no soporto. Cosas de las que no quiero saber nada. Cosas de las que dudo. Cosas que no entiendo. Cosas que no concibo. En fin… Creo que ha quedado claro.

La apatía como estilo de vida, que un día de vez en cuando haciendo nada también se agradece. El “no puedo” antes de intentarlo. Di entonces que “no quieres”. Quedarme dormida. Hace que empiece el día con estrés, aun llegando a mi hora al lugar que deba. El ‘buenrollismo’ llevado a su máxima expresión. Aunque reconozco que tengo varios productos de Mr. Wonderful. El cuento de la media naranja. Como ya he apuntado en alguna ocasión, ¿para qué quiero yo medio de nada?

media naranja
Fotografía: Jonathan Pielmayer.

Las personas que quieren controlarlo todo. Lo que está en su mano y (he aquí el problema) lo que no también. Los que no viajan (porque no les gusta). Quienes no han pronunciado las palabras ‘lo siento’, ‘me equivoqué’ o ‘perdón’ en su vida. Aquellos que necesitan ser siempre el centro de atención. La gente con falta de asertividad.

centro de atención
Fotografía: Evan Kirby.

Las habichuelas, las judías, las alubias, los frijoles o como quiera que las llaméis. Pero las de chuches me encantan, ¡eh! La gente que ocupa el lado izquierdo de las escaleras mecánicas sin avanzar impidiéndonos hacerlo también a los demás. Planchar. Que un desconocido invada mi espacio vital. El papel mojado.

Habichuelas de chucherías
Fotografía: Foofie Factor.

A los que me conocéis… ¡Lo sé! Me habéis visto reflejada en alguna que otra ‘cosa que no’. Pero es que, a veces, no puedo conmigo misma.

Laura M. Jiménez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.